sábado, 26 de septiembre de 2009

Smack, Dublin (Irlanda) - 25/9/09

Realmente este post iba a haber sido una excusa para hablar de Dublín, la cantidad de música que hay por todos lados, la música tradicional irlandesa, y las bandas de versiones... Y sobre todo para escribir un poco que hace mucho que no lo hacía...
Seguramente también acabe hablando de eso, pero antes, hablaré de una peazo de banda que nos encontramos por casualidad en The Porterhouse Brewing Co. Smack es un terceto que se dedica a versionear a los grandes del rock, desde ZZ Top, Thin Lizzy, hasta cosas más modernas como Lenny Kravitz. Pero a parte de ser buenos temas de rock, todos tenían que cumplir una condición, el tener un buen sólo de guitarra para el lucimiento del Sr. Brian Grace. Lo que cuentan de él en su myspace lo explica todo, porque hacía tiempo que no veía un guitarrista tan bueno como él. La verdad es que el resto de la banda también son muy buenos músicos, el bajista ha llegado a tocar con NIN, pero este tío se sale
Una verdadera gozada entrar en un bar a tomar una copa, y que haya una banda como esta tocando grandes canciones de rock. Y todo esto gratis!

La verdad es que vayas donde vayas en Dublin te vas a encontrar música. En la calle hay un montón de gente con su guitarra o su violín tocando sola, o en duos, o mejor en grupo. Como un grupo alucinante de Bluegrass que vimos todos los días tocando en alguna calle de Temple Bar. Pero dentro de los bares también. Desde una banda también de versiones (The Smoking Mojo) que vimos un rato en The Purty Kitchen, pasando por The Guitarman que suele tocar en The Temple Bar Pub, o como cualquiera de los buenísimos grupos de música tradicional irlandesa que pasan todos los días por el Oliver St. John Gogarty pub... Y es que cuando se puede escuchar buena música en directo, quien quiere que le pinchen aunque sea tu música favorita

Y sinceramente, es una verdadera pena que no podamos tener esto por aquí. Quizás la gente aquí no aprecia tanto la música en vivo, quizás tampoco hay ganas por parte de los empresarios, quizás algunos músicos piden demasiado (aquí la mayoría pasaba el sombrero incluso si tocan en un local, y la gente echaba dinero ;)), o seguramente sea una mezcla de todo eso. Lo que estoy seguro que influye, y quizás lo que más, es el nulo interés por parte de los ayuntamientos de fomentar la música en vivo. Y os lo dice alguien que en un par de ciudades ha intentado abrir un bar que pudiera tener música en vivo. La cantidad de licencias, requisitos, papeleos e impuestos que hay que pagar hacen del tener música en directo una verdadera aventura sin además un claro retorno

No hace mucho, Quico Alsedo hablaba en su blog de la diferencia con que tratamos nuestra música tradicional y de como lo hacen en otros sitios. Y ponía como ejemplo Irlanda. De hecho, casi más que de como la tratan ellos mismos, hablaba de cómo se respeta desde aquí la música tradicional de allí y su impacto en la música moderna, mientras que aquí pasábamos de nuestra música. Quizás en esto me pase un poco como a él, no me gusta mucho nuestra música tradicional, pero siempre me ha interesado. También es verdad que la música tradicional andaluza, es muy diferente de la catalana, o de la castellana. Esa es la riqueza que tenemos, pero parece que a veces nos avergonzamos de ello. Quizás el haber escuchado en mi casa de pequeño tantas veces Los Comuneros del Nuevo Mester de Juglaría me abrieron un poco los oídos a toda esa música tan minoritaria en España, y hace que no salga corriendo ante una jota o un romance.

Y es que hay muy poca música tradicional (de la nuestra) que ha llegado de alguna forma a la música popular moderna. A bote pronto se me ocurren los últimamente tan mencionados por otros menesteres Mago de Oz, o los grupos gallegos tan propensos a meter alguna muñeira en algún sitio, y desde luego todas las fusiones por las que ha pasado el flamenco que sin duda ha sido lo que más éxito ha tenido (incluyendo a Los Planetas en sus últimos discos). En todo caso, no puedo estar más de acuerdo con Quico en decir que es esto (como en otras tantas cosas) parece que apreciamos más lo de fuera que lo de aquí

Y para ir acabando este post ladrillo sin ninguna conexión, me voy a referir otra vez al blog de Quico Alsedo. Este post ya de hace un tiempo, hablaba de las bandas de versiones y lo poco que le gustan al autor del blog. De hecho hablaba de la banda oficial de versiones de U2 (Achtung Babies, sí tienen banda de imitadores oficial, alucinante, no?), lo cual me viene al pelo estando donde estoy

No estoy para nada de acuerdo en este caso con Quico, ya que aunque una copia nunca es mejor que el original, a veces es bastante buena, o a veces ya es la única opción que tiene uno de ver en directo esos temas. Pero es que además, si el grupo en cuestión no es de tus favoritos, puede ser una manera de disfrutar con su música. Dejad que me explique

Hace un par de años cuando U2 pasó por aquí con su Vertigo Tour, nos regalaron un par de entradas para Barcelona. Yo había dicho muchas veces que no iría a ver a U2 ni aunque me regalaran las entradas, pero bueno, no se podía rechazar una invitación así, no? El caso es que por no enrollarme mucho, no me gustó nada, y me recordó las razones por las que no me gustaba U2, y por las que no quería ir a ver uno de sus megalómanos conciertos. Pero además, me dieron más razones para que me gusten aún menos. Fue el primer concierto al que he ido en el que la banda repitió un mismo tema dos veces. Bueno espera, quizás en algún concierto de banda pequeña en el que el público insiste tanto en un bis que con lo corto del repertorio, el grupo no tiene otro remedio que tocar la misma canción dos veces... Pero coño, que estamos hablando de U2, un grupo que lleva la porra con un montón de discos. De verdad era necesario tocar dos veces Vertigo? Obviamente sí si lo que quieres es vender discos. Lo mismo que te lleva a poner un montón de canciones de tu último (y malo) disco cuando quizás podrías tocar alguna otra de las más decentes. En definitiva, no me gustó nada de nada ese concierto

Y lo curioso, es que una de las razones por las que dije que sí a ir, fue porque unos meses antes, precisamente en Dublin, había visto una banda de versiones de U2. Y puedo decir que me lo pasé muy muy bien. Lo bueno de ver bandas tributo es que sabes que van a tocar TODOS los grandes éxitos. No necesitan vender un último disco, quieren divertir a fans y no fans del grupo, y saben que la mejor forma es tocar las mejores canciones. Además, si estas bandas tributo o de versiones de varios grupos son tan buenas como Smack (o los de U2 que no recuerdo como se llamaban), bienvenidas sean!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada