sábado, 13 de noviembre de 2010

The Wedding Present, Madrid 12/11/10

Como sabéis, estamos de cumpleaños en echocord, y es que ayer cumplimos dos añitos. Como seguro que también sabéis, el primer concierto del que hablamos fue el de Wedding Present hace dos años en la sala Heineken, así que creemos que Dave y los suyos, quisieron celebrar nuestro cumpleaños tocando ayer en la Sala MobyDick
Como ya dije entonces, The Wedding Present aún no siendo uno de mis grupos favoritos, es un grupo que me gusta bastante. Bueno, realmente hablar de The Wedding Present es hablar de Dave Gedge que es el único miembro que ha aguantado desde que empezaron en 1985. De hecho, algún ex-componente del grupo ha rajado un poco sobre él y esta situación.
En todo caso, la excusa de esta gira es el vigésimo aniversario del lanzamiento de Bizarro, su segundo disco de estudio y su segundo disco más exitoso
Para esta gira, Dave ha tenido que volver a recomponer la banda. Terry de Castro que era el último miembro de la banda estable en los últimos 10 años dejó el proyecto. El resultado es una buena banda, aunque algunos de sus miembros estarían en parvulitos cuando Dave empezó en esto
De hecho, la banda es bastante versátil. En muchos temas se fueron turnando de intrumento, y aunque quizá empezaron un poco fríos, se fueron entonando. Creo que el punto de inflexión fue Interstate 5, mi canción favorita de los Wedding Present
A partir de ahí, y más entonados, siguieron desgranando algunos de los temas más conocidos de su discografía, así como algún tema que aseguraron que nunca habían tocado en directo
Y es que a pesar de ser una gira aniversario de Bizarro, el setlist no se ciñó en exclusiva a ese disco
Como siempre, The Wedding Present pidió que no se fumara en el concierto. La voz de Dave va bajando según transcurre el concierto, cosa por otra parte normal teniendo en cuenta lo apretado de sus giras. De hecho, el de ayer de Madrid era su último concierto en la Europa continental antes de volver al Reino Unido para acabar el año tocando por allí. Y como siempre, mucha gente pasó de la petición del grupo, y fumó sin parar
Para no faltar a la tradición, The Wedding Present no hizo ningún bis. A pesar de eso, y a diferencia del concierto de hace dos años, fue un concierto largo. Sus últimos temas fueron los más guitarreros y ruidosos, y demostraron la increíble mano rítmica que tiene Dave. Alucinante la velocidad a la que puede tocar y marcar rítmos, cosa que sin duda es la marca de the Wedding Present
En definitiva, un muy buen concierto, que llenó ayer el Moby Dick, algo realmente difícil teniendo en cuenta la cantidad de conciertos que había ayer en Madrid, circunstancia de la que habla este artículo de El País y reflejo de lo que funciona en la industria musical


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada