miércoles, 18 de abril de 2012

Astrolabio regala su Astrolabio


Otra banda de Mallorca que se pasa por echocord, esta vez son Astrolabio (página de una fan, y es que no parece que tengan página oficial todavía), con su primer largo homónimo, disco que acaban de autoeditar y que lo regalan a todo aquel que quiera escucharlo en su página de bancamp
Suelo escuchar los discos que me mandan sin prestar mucha atención a la introducción/nota de prensa que me mandan. Además, en el caso de bandas de Mallorca, es imposible que no aparezca las palabras Sexy Sadie en algún sitio, y en la lectura en diagonal del correo que me mandó Astrolabio, no faltaban. Luego me daría cuenta que es porque el disco está grabado en el estudio de uno de los productores de susodicho grupo.
Así que me pongo con el disco, y hay guitarras, ruido, psicodelia y estribillos pegadizos... digo, coño, los 90!!!

Voy pasando los temas, y me parece escuchar un poco a los Sexy Sadie de Draining Your Brain (el único disco que realmene me gusta de ellos), aunque menos ruidosos y en castellano, a Los Planetas, a La Habitación Roja, Mercromina, El Niño Gusano... Luego salen los Beatles, aunque incluso más, Oasis, y claro, entonces me leo su nota de prensa y salen todos estos, y alguno más, como otro de los favoritos de este blog como los Black Rebel Motorcycle Club (aunque tengo que reconocer que no encuentro ni rastro de ellos en el disco)
Y siguen pasando los temas, y me siguen gustando, de hecho, se me empiezan a quedar estribillos dando vueltas en la cabeza... aaaaaaaaahhhaaaaa, es algo de otro mundo....
El disco toma un poco de aire en los temas centrales, para acabar por todo lo alto con temas un poco más oscuros (quizá asoman los BRMC), y con un tema quizá homenaje a otro de los grupos favoritos de este blog, Havalina
Creo que se nota que nos ha gustado el disco, y además gratis, así que no hay excusas chicos, a descargarlo. Estaremos atentos por si se dejan caer por Madrid y os mantendremos informados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada