martes, 29 de diciembre de 2009

Los Petersellers - Madrid 28/12/09


Si es 28 de Diciembre y vas por la Avenida de Brasil y ves una cola que da la vuelta a la manzana (según la Comunidad de Madrid habría unas 851.343 personas y eso que era sólo un resto de la misa de ayer en la Castellana) no te creas que se debe a que El Corte Inglés va a adelantar sus rebajas, es simplemente que Los Petersellers vuelven a tocar en el MobyDick

Y es que dentro de nada abrazaremos el April's Fool Day y dejaremos de lado el día de los Santos Inocentes (al igual que ya hemos hecho con Halloween y el Carnaval). Es difícil encontrar en la prensa las tradicionales bromas, y mucho menos encontrar alguien que gaste bromas a amigos y familia. La verdad es que mirando la prensa, muchos días es para creerse que es el día de los Santos Inocentes, o al menos para desear que lo fuera. En todo caso, a este ritmo, el concierto de Los Petersellers va a ser la única tradición verdadera que nos quede para tan señalado día.

Pues volviendo al tema de la cola, resulta que somos, parafraseando a Los Petersellers, tope guays. Así que fuímos dejando para el final lo de pasarnos a por las entradas... Que si ya no llenan tanto, que si menuda pereza salir hoy, que no te preocupes que nuestros contactos nos sacaran del apuro... El caso es que allí estábamos, una hora antes de la apertura de puertas, sin entradas, y encima éramos uno más. Y eso no es lo peor, estábamos justo donde se acababa el resguardo ante el calabobos que no dejó de caer en toda la noche ayer en Madrid, y claro, ayer no había ningún bobo mayor que un servidor de Uds.

Así que cuando anuncian que sólo quedan 22 entradas para vender, todos empezamos a contar la gente que había delante de nosotros. En nuestro caso unos 30, lo cual ya hacía prácticamente imposible que nos "tocara" una entrada. Aunque claro, mirando para atrás y viendo las yo diría que más de 200 personas que estaban por detrás nuestro, aquello sí que parecía una broma (lo mismo debió de pensar la Policia Monicipal que no dejó de pasar porque no debía de dar crédito a lo que estaban viendo)

Así que había que improvisar. De momento, agarramos a Netol (esa gran estrella de la blogosfera metido a empresario musical) por el pescuezo, y conseguimos que nos vendiera la única entrada que le quedaba, después una chica (que ofreció una entrada a todo el mundo menos a nosotros) terminó vendiéndonos otra. Bueno, ya llueve menos (metafóricamente, porque a estas alturas yo ya estaba empado), y finalmente abren las taquillas. Como era de esperar, se acabaron las entradas con unas 10 personas por delante de nosotros... Y además nuestros contactos internos nos confirman que imposible, que no nos pueden conseguir otra. Mierda!!! Pero en esto, sale uno de los técnicos del MobyDick ofreciendo una entrada que le sobraba, y como un All Black abalanzándose sobre un Wallaby, nos hicimos con esa última entrada... Increíble la cantidad de gente que se quedó fuera...

Así que por fin pudimos ir a tomar algo para entrar en calor, y volver justo para ver a los teloneros de los Petersellers. Los Tunos Galácticos, formados por tres tíos con pinta de Guardias Imperiales, y una versión más bien fondona de Darth Vader. Vamos, lo que viene siendo un cruce entre Monigote y Java The Hutt. Esta nueva banda con un futuro bastante desolador, destrozó alguna de las grandes canciones de Los Petersellers, con versiones en las que se notaba la clara falta de rodaje.

Y finalmente salieron las grandes estrellas de la noche. Con su cantante titular a la cabeza, Don Bigote, volvieron a demostrar porqué siguen llenando año tras año el MobyDick por estas fechas (y digo por estas fechas, porque por otras no es siempre así). Cachondeo, desparrame y muy buen rollo. Con sus canciones de siempre y las de no tan de siempre, la verdad es que imposible no pasarlo bien

Eso sí, quizás un pelín corto comparado con otros conciertos (aunque quizás de eso tuvo algo de culpa una pareja de uniformados que estaban pidiendo los papeles justo a las 12 de la noche, hora en la que se supone en Madrid que ya no puede haber música en directo, ya sabéis, la Movida Madrileña y todo eso), y sobre todo nos dejaron sin escuchar alguno de sus grandísimos éxitos como Uma Thurman me toca la banana o Cousteau, Le Commandant. Supongo que será para dejarnos a todos con ganas e ir a verles el día 14 del mes que viene a la Gruta 77



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada