jueves, 2 de diciembre de 2010

Kings of Leon, Madrid 1/12/10

En el pecado está la penitencia... Mi chica es muy extrema en muchas cosas, para lo bueno, y para lo malo. Hay una cosa que no soporta, los refranes. Yo, sin ser tampoco un fan de ellos, si que me gustan. Quizá porque muy de pequeño mi madre me regaló un refranero, o quizá porque como buen castellano, me parece que los refranes son pequeñas píldoras de sabiduría (cada vez menos) popular
En todo caso, en el pecado está la penitencia es uno de los refranes que más odia porque dice que no lo entiende. Espero que a partir de hoy, ya entienda lo que significa
Realmente no pensaba escribir esto hasta mañana o pasado. Creo que cuando la gente que ha estado en el concierto y ha salido toda flipada busque crónicas y acabe aquí, puede que no le guste lo que voy a decir. Pero es que resulta, que el concierto ha sido lo suficientemente corto, para que esté ya de vuelta en casa y me vaya a dar tiempo a escribir esto antes de irme a la cama
Así que aviso, si el concierto te encantó, es lo mejor que te ha pasado en la vida, y estás todo flipado con los KOL, casi mejor que lo dejes aquí. Es muy probable que acabes con ganas de escribir un mensaje ofensivo hacia mi persona, y será desagradable para los dos
Kings of Leon Setlist Palacio Vistalegre, Madrid, Spain 2010, Come Around Sundown Tour
Los Kings of Leon reventaron ayer el Palacio de Vistalegre. Y es que era su única fecha en la península ibérica (conozco gente que vino de Portugal), y además se presentaban con su último disco bajo el brazo, Come Around Sundown.
Hace unos días, cuando calentaba para este concierto, me encontré con está crítica del disco. La verdad es que me parece una crítica cojonuda y muy acertada, no sólo con el disco, sino con lo que son KOL ahora
Sin embargo, yo tenía esperanzas de que el concierto no fuera como de alguna forma preveía esa crítica. Sin embargo, me equivoqué
Mi esperanza era que los KOL se olvidaran un poco de esos temas que les están dando los Grammys, los discos de oro, y las bandas sonoras, y dieran un concierto más de sus raices de rock garajero sureño. Ese rock que nos hizo pensar que su Because Of The Times fue uno de los discos de la década
Y ahí llegamos a lo de en el pecado está la penitencia. No vimos a KOL en su momento. No vimos a KOL ni con su gira del Youth And Young Manhood, ni del Aha Shake Heartbreak, ni del mencionado Because Of The Times.
Y esos KOL son muy diferentes de los de ahora. Curiosamente, en el espectacular escenario que llevan, hay una especie de jaulas que hacen las veces de plataformas sobre las que están a batería, teclados, etc. Pues bien, estos KOL, parecen unos leones enjaulados
La verdad es que uno sólo puede querer imaginarse cómo debe de ser para una banda de rock que te llegue un éxito tan grande como el que están viviendo estos chicos. Cómo será para un grupo como ellos que de repente una canción tuya aparezca en Anatomía de Gray, y de repente, tu público pasa de ser rockeros greñudos con banderas confederadas (vale, quizá tampoco lo fueron, pero entendéis lo que quiero decir), a niñas monas que se hacen las malotas escuchando a unos buenos chicos con pintas de chicos malos
Pues no sé, cómo decía la crítica del disco, parece que viven un poco en una situación intermedia sin saber muy bien qué hacer, ni a qué fans atender
Desde luego, después del concierto de ayer, yo lo tengo muy claro. Para el segundo tema ya se habían quitado el Molly's Chamber de encima de una forma muy desangelada, y como su único guiño a los antiguos fans
El resto del setlist se centró en todas esas canciones de medios tiempos que han llenado sus dos últimos y exitosos discos, con esos riffs finales a modo de subidón que encanta al público más masivo
Y al César lo que es del César. Descontando el sonido horroroso de Vistalegre (y más desde dónde estábamos nosotros), los KOL sonaron muy bien. Caleb tiene una voz portentosa, el resto de los hermanos son grandes músicos, y parece que han dado con la tecla de las bandas de estadio. Esas guitarras envolventes con riffs finales y con estribillos fáciles y coreables. No es extraño que les comparen con U2, con los que cada vez comparten más sonidos de estos grandilocuentes (y vacíos)
No sólo el sonido, los KOL se traen un escenario de los que ya se ven pocos, e incluso se atreven con acabar con fuegos artificiales (eso sí, unos petardillos un poco ridículos quizá por eso de ser un escenario cerrado).
En todo caso, no fue mal concierto el de KOL ayer, pero yo me esperaba otra cosa. Creo que llego como mínimo 4 años tarde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada