jueves, 19 de noviembre de 2009

En la Tierra del Sol Naciente

Más de un mes sin escribir nada en el blog, lo que significa que más de un mes sin ir a un concierto. Mucho curro y muchos viajes
Pero en uno de esos viajes, hemos aprovechado para cogernos unos días de vacaciones y visitar Japón. Un viaje alucinante en muchos sentidos, pero como este es un blog de música, vamos a hablar de lo que hemos visto por allí
La verdad es que nos apetecía ir a un concierto grande en Japón para ver cómo son por allí, pero no había muchas opciones. La única que nos encajaba un poco más era Franz Ferdinand que hacía una gira por Japón la semana que estábamos allí. Pero entre que les hemos visto ya unas cuantas veces (y una muy reciente en la que nos volvieron a aburrir) y que íbamos al revés (cuando ellos estaban en Tokio nosotros estábamos en Kyoto, y cuando ellos estaban en Osaka, nosotros estábamos en Tokio), pues al final no fuímos a ningún concierto grande
Aún así, y aunque obviamente lo que queríamos ver en Japón, no eran precisamente conciertos, sí que al final vimos algo de música en vivo
Nuestro viaje a Japón empezó por Kyoto, la antigua capital imperial, y una ciudad verdaderamente impresionante
La primera noche que pasamos allí, acabamos en el Hello Dolly en Pontocho.


El Hello Dolly es un bar inglés que gira alrededor del jazz y del whisky. Tienen actuaciones en directo prácticamente todos los días. Es un local con mucho encanto porque aunque es bastante pequeño, la decoración acompaña muy bien al espíritu del bar y además acaba con una cristalera sobre el río
La verdad es que pillamos la actuación bastante hacia el final, lo cual no impidió que pagáramos la entrada (que no incluía consumición). Los japoneses se toman muy en serio el jazz. Hay locales con actuaciones en directo por todos lados, y son grandes aficionados. No recuerdo el nombre de la banda, pero puedo aseguraros que se lo tomaban muy en serio (y eso que estando el local a tope, no seríamos más de 15 personas).
Un par de noches después intentamos ir a otro concierto de un par de bandas locales, pero cuando llegamos a la sala nos dimos cuenta que no teníamos suficiente dinero (los tíos cobraban unos 15€ sin consumición ni nada). El caso es que mientras nos hacíamos entender con el tío de la puerta, pudimos echar un ojo dentro. El local estaba bastante apañado para dar conciertos, con un buen escenario, pero estaba muy desangelado porque la poca gente que había (unas 10 personas) estaba sentada en mesas. Lo que escuchamos la verdad es que tampoco nos impresionó, así que casi mejor que no entráramos

Y en nuestro último día en Kyoto, fuimos a otro espectáculo con música en directo

Tuvimos la suerte que justo durante esa semana había un festival de Geishas en el Gion tradicional de Kyoto.
Las representaciones estaban acompañadas por música en directo a cargo de 6 señoras (3 cantando y 3 con el shamisen). Muy interesante el espectáculo, y realmente impresionante la sección de cuerda. No se les movía un pelo...

Bueno, y ya en nuestra penúltima noche en Japón, y ya en Tokio, nos enteramos de un local que se llama The Cavern, obviamente dedicado a The Beatles
Tienen una banda residente que sale 4 veces cada noche, y que se repasa la discografía completa de los Beatles. De hecho, aceptan peticiones y tienen hojas distribuidas por las mesas con todas las canciones de los Beatles para que elijas las que quieras
Bastante buenos estos chicos, que junto con lo agradable del local (a pesar de ser un poco caro) y por lo entregado del público (tanto japoneses como extranjeros) nos hicieron pasar un muy buen rato. La única pega es que las actuaciones son cortas y hay bastante tiempo entre actuación y actuación



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada