miércoles, 19 de enero de 2011

Músicos por Haití, Madrid 18/1/11

Ayer tuvo lugar en la Sala Caracol el segundo certamen de Músicos por Haití con el objetivo de recaudar fondos para ese país, y creo sobre todo, para que no se nos olviden las penurias que están pasando por allí. Toda la recaudación será destinada a Intermon Oxfam
Es curioso que después de tantos años en Madrid, ayer fuera la primera vez que fuera a la sala Caracol. La verdad es que dentro de la variedad de estilos que programan allí, muchas veces no es el tipo de música que más me gusta, pero la única excusa que se me ocurre es que me pilla muy muy lejos de casa... En todo caso, una muy buena sala para ver conciertos. La única pega que le pude sacar ayer es que tenían el volumen estruendosamente alto (Ed.: A ver si es que te estás haciendo viejo)
Como ya pasó el año pasado, el cartel básicamente no existía. Había una serie de grupos "base" a los que se le iban a ir sumando más, lo cual hizo complicado saber el orden de los grupos y quién era quién si no estabas muy atento
Cada grupo tocaba unos 20 minutos (a algunos les dió para tocar 4 temas, y a otros 2), y los estilos musicales eran realmente variados. Esto, que está bien, hacía que mucha gente perdiera interés cuando no tocaba alguien interesante para ellos, poniendose a charlar (a gritos) y a generar una bola de ruido bastante molesta (incluso para el, Joaquín Guzman, que tuvo que pedir atención alguna vez)
Yo entré en el segundo tema del primer grupo. A pesar de preguntar a unos cuantos quiénes eran los que estaban en el escenario, nadie me lo supo decir. Sólo al final una camarera, y después de preguntar a unos cuantos, me supo decir que eran JF nosequé. En realidad eran JF Sebastián.
JF Sebastian es una banda folk (curiosamente unas chicas que estaban a mi lado me dijeron que no les gustaron nada porque eran muy rock) con una formación de esas de las que me tiran para atrás. Con una viola, un charango (lo vimos un par de veces esa noche), bajo acústico, y dos guitarras. Cantan en inglés temas propios y versiones, siempre muy acústicas. Sin embargo, quizá ese toque rock que notaron estas dos chicas fue el que hiciera que no perdiera interés. Sobre todo en este último tema, Different, que me recordaron a El regalo de Silvia (para los más viejunos) y que me gustó mucho. Tocan la semana que viene en Madrid (Sala Costelo) así que si os quedásteis con ganas de más...



Después de los tres temas de rigor, salieron al escenario Bel and the Boy. Otro formato de los que suelo salir corriendo en cuanto los veo. Dueto con guitarras acústicas, chica con cara de buena que canta, y chico que hace los coros... Sin embargo, fue Belén Arjona abrir la boca y joder!!! Menudo bozarrón que tiene esta chica. Belen y John tocaron tres temas cantados en inglés, con la delicadeza y la fuerza que sólo una voz así puede dar. No dejé de pensar que me recordaba mucho a alguien, quizá Heather Nova... No se, en todo caso en un local pequeño (donde más se prodigan), tiene que ser realmente impresionante. Aunque siempre que veo a una chica con esa voz, siempre pienso que un poquito de electricidad no vendria mal...



Después venía Litoral, nuevo proyecto de Pau de Habitación roja y de Edu de Tachenko. Con un nombre estupendo para que no te pirateen los discos, pero difícil para que encuentren algo de información sobre tí, se presentaron en el escenario sin haber probado el sonido (como se quejaron amargamente antes de empezar). La verdad es que no se notó mucho, y sonaron bastante bien. Cantan en catalán, y tengo que decir que no me gustaron especialmente. Llevo bastante tiempo aburrido con el rollo indie folk, y creo que no sólo yo. Sin embargo, mientras parece que fuera ya también lo están, por aquí no hacen nada más que salir grupos de debajo de las piedras. En todo caso, buenos músicos que quizá ahora sienten que tienen que buscar en sus raíces musicales. Aunque se dió cuenta y luego rectificó, no quedó muy bien Pau que dijeras que al que no le gustara vuestro último tema es que era un hijo de puta. En todo caso, tengo que reconocer que fue el que más me gustó



Y por fín, ya teníamos a Trestrece en el escenario. Lo primero que hicieron fue recibir los agradecimientos de todos por ayudar en la organización del evento, y es que Javi se ha dejado los cuernos para hacer realidad esta segunda edición de Músicos por Haití. Y sabiendo lo perfeccionista que es Javi, sé que no estaba muy contento por como quedaron los tres temas que tocaron ayer, porque cree que no dedicó suficiente tiempo a prepararlos. Realmente, creo que si hubo pequeños fallos, sólo los notaron ellos. Trestrece retomó ayer la electricidad para el concierto de ayer, y es que creo que después de su gira presentando su EP acústico, ayer era la primera vez que volvían a tocar electrificados. Fue una grata sorpresa, no porque no me guste su EP en acústico y sus versiones en directo (de hecho, me encantan), sino porque me apetecía volver a verlas en las versiones de su Una señal. Empezaron justo con la canción que iba canturreando mientras iba con la moto al concierto, Solo el tiempo. Luego creo que siguieron con Un mundo nuevo (me estoy haciendo mayor), para acabar con Una señal (tema que por cierto podéis aprender a tocar aquí). Obviamente nos supo a poco, pero es siempre bueno ver a Trestrece en directo



La siguiente banda fue Deniro. Banda potente y rockera, con millones de influencias según ellos, pero que a mí me sonaron demasiado a los Héroes del Silencio. Y es que amigos, tengo un trauma adolescente con ellos, no me gustan nada (ni por supuesto, nada que se les parezca). Eso sí, es obvio lo buenos que son estos músicos, las tablas que tienen y es indudable el espectáculo que ponen encima del escenario. Además, cuentan con un tío como William, que entra en una nueva edición de Parecidos razonables. Y es que no me digáis, que no es el mismísimo Eric Northman de True Blood

Y después, en lo que significó el fin de fiesta para mi (uno es un tío responsable), venía el segundo grupo al que realmente quería ver ayer, Havalina. Este grupo madrileño, no es precisamente nuevo. Llevan como diez años tocando juntos. Sin embargo, hasta hace muy poco no había escuchado nada suyo aunque sí que había oído hablar mucho de ellos. Es lo que tiene este mundo digital, todo al alcance de tu mano, pero muchas veces sin tiempo para escucharlo. Pues bien, hace poco escuché un par de temas suyos y me quedé flipado. Pero más flipado me quedé ayer al verlos tocar. Sobre todo con la alucinante versión que tocaron de Desinspiración... Simplemente alucinante. Prometo solemnemente no volverme a perder un concierto vuestro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada